Volver al home

Conoce las diferencias entre el examen IELTS y el TOEFL

GSG Education
18 agosto 2021

Si deseas estudiar en el extranjero, existe una serie de exámenes que debes rendir para poder acreditar tu dominio en el idioma inglés. Entre estos se encuentran el IELTS y el TOEFL. Aprobarlos te garantizará el ingreso a la universidad de tus sueños sin ningún tipo de inconveniente. 

No obstante, a menudo los estudiantes suelen preguntarse cuál de los dos deberían tomar, en qué consisten sus formatos, qué puntajes resultan mucho más convenientes, cuál de los dos es el más aceptado y qué diferencias existen entre ambos. Para resolver todas estas inquietudes, en el siguiente artículo analizaremos las diferencias entre el IELTS y el TOEFL.

¿En qué consiste el IELTS?

IELTS

El IELTS evalúa tu capacidad de leer, escribir, escuchar y hablar inglés.Gracias a esta prueba, podrás trabajar, estudiar o migrar a países como Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Reino Unido, Estados Unidos, entre otros. Asimismo, esta prueba cuenta con una gran cobertura en el exterior. 

Esto debido a que, en la actualidad,  es aceptada por más de 11.000 organizaciones en 140 países. Eso quiere decir que, al acceder a este examen, puedes tener la certeza de que tu certificación será reconocida por instituciones educativas, gobiernos, organismos profesionales y diversas empresas. 

Quizás te interese: Conoce cuáles son los países más accesibles para estudiar una carrera

¿En qué consiste el examen TOEFL?

Actualmente, más de 27 millones de personas alrededor de todo el mundo han realizado el examen TOEFL para garantizar que su nivel de inglés sea el más adecuado. A menudo, es tomado por estudiantes que solicitan visas, becas o ingresos a universidades extranjeras. Antes de que un centro educativo te acepte en su programa académico, la junta de admisiones necesita saber si puedes ser capaz de manejar los cursos en inglés. 

Por lo tanto, el puntaje de la prueba es usado como una métrica estandarizada para calificar tus habilidades en el idioma. Muchas universidades también aceptan certificaciones de otros exámenes de inglés, pero el TOEFL tiende a ser uno de los más populares. 

¿Cuáles son las diferencias entre ambos exámenes?

A pesar de que ambos exámenes sirven para garantizarte el ingreso a universidades extranjeras, existen ciertas diferencias entre ambos. Entre estas se encuentran:

Duración

Ambas pruebas cuentan con una duración diferente. El TOEFL, por ejemplo, posee una duración aproximada de cuatro horas con treinta minutos, siempre y cuando se trate del formato iBT, y dos horas y veinticinco minutos al tratarse del IPT. Contrariamente, el IELTS, en promedio, dura dos horas y cuarenta y cinco minutos. 

Secciones y habilidades evaluadas

examen

Las secciones a evaluar en ambos exámenes también presentan diferencias. En el apartado de expresión oral del IELTS, deberás responder preguntas en relación a tu vida diaria o a un tema específico. En el TOEFL, por su parte, las interrogantes están asociadas a un texto o un audio. 

De igual manera, en el segmento de escritura, en el IELTS debes escribir un artículo relacionado a un tema específico. En el TOEFL, por el contrario, se te solicitará realizar un escrito sobre un audio escuchado recientemente, así como redactar tu opinión sobre el tema. 

En cuanto al apartado de comprensión lectora, el IELTS evalúa tu habilidad mediante la lectura de un texto de contenido general. Contrariamente, el TOEFL te pedirá leer textos académicos que requieran de un amplio manejo de una terminología específica.

Finalmente, el segmento de comprensión auditiva de la prueba IELTS no incluye preguntas de opción múltiple. El TOEFL, en su lugar, sí. Asimismo, para desarrollar el TOEFL debes usar únicamente inglés americano. Para el IELTS, puedes utilizar tanto el americano como el británico. 

Formatos

El IELTS consta de tres formatos: el IELTS académico, el de formación general y el de life skills. En los dos primeros, el estudiante será evaluado en base a aspectos ligados al conocimiento académico universitario. En tercero, evalúa tu capacidad de comunicarte en inglés en cualquier contexto. Por lo tanto, deberás ser capaz de expresar emociones, sentimientos u opiniones en aquel idioma perfectamente.

El TOEFL, por su parte, se caracteriza por dos formatos: el TOEFL iBT y el IPT. Ambos evalúan los mismos aspectos. La única diferencia radica en que el IPT, no cuenta con el apartado de expresión oral y debe tomarse estrictamente en centros autorizados. 

Ahora que conoces las diferencias de ambos exámenes, esperamos que puedas optar por aquel que mejor se adapte a tus necesidades y capacidades. Con la puntuación correcta, estamos seguros de que podrás ingresar a la universidad de tus sueños.

Aun así, en caso de dudas, GSG Education te ayuda en el proceso, ofreciéndote una serie de servicios para que puedas comprobar tu dominio en el idioma inglés. Da el siguiente paso tomando un examen gratuito aquí

Post Anterior

Cómo aprobar el examen TOEFL con éxito: 6 estrategias que deberías tener en cuenta

Post Siguiente

Conoce cuánto cuesta estudiar pregrado en el extranjero